Cerrar X
UVEÍTIS

La uveítis es una inflamación de la úvea, formada por el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. En conjunto, estos forman la capa media del ojo entre la retina y la esclerótica (parte blanca del ojo).

La úvea contiene muchos vasos sanguíneos (las venas, arterias y capilares), que llevan la sangre hacia adentro y hacia afuera del ojo. Ya que la úvea nutre muchas partes importantes del ojo (como la retina), una inflamación de la úvea puede dañar su visión.

Hay varios tipos de uveítis, que se definen de acuerdo a las partes del ojo donde se producen.

·         La iritis afecta a la parte frontal del ojo. También es llamada uveítis anterior y es el tipo más común de uveítis. Una iritis generalmente se presenta súbitamente y puede durar de seis a ocho semanas. Algunos tipos de uveítis anterior pueden ser crónicos o recurrentes.

·         Si la úvea está inflamada en el centro del ojo, la condición es llamada uveítis intermedia. Los episodios de uveítis intermedia pueden durar de un par de semanas a años. La enfermedad mejora o empeora cíclicamente.

·         La uveítis posterior afecta la parte posterior del ojo. Una uveítis posterior puede desarrollarse lentamente y con frecuencia dura muchos años.

·         La panuveítis sucede cuando todas las capas de la úvea se inflaman.

 

¿Cuáles son las causas?

La causa específica de la uveítis a menudo se desconoce. Sin embargo, en algunos casos puede estar asociada con otra enfermedad o infección en el cuerpo. Por ejemplo:

·         Un virus, como el herpes zóster, las paperas o el herpes simple;

·         Enfermedades inflamatorias sistémicas (artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, psoriasis, etc.)

·         Una lesión en el ojo

·         En raras ocasiones, un hongo, como el de la histoplasmosis; o un parásito, como el de la toxoplasmosis

·         Si usted fuma, deje de hacerlo. Estudios científicos han demostrado que el tabaquismo aumenta la probabilidad de desarrollar uveítis.

 

¿Síntomas de la uveítis?

·         Dolor ocular

·         Irritación o enrojecimiento

·         Fotosensibilidad

·         Falta de claridad en la visión

·         Percepción de manchas flotantes  (moscas volantes)

 

Tratamiento de la uveítis

La uveítis es una condición grave que puede dejar cicatrices en el ojo, y debe ser tratada tan pronto como sea posible. Gotas para los ojos, especialmente con corticoides y dilatadores de la pupila, pueden reducir la inflamación y el dolor. Cuando existe una inflamación más severa, pueden ser necesarios medicamentos orales o inyecciones.

La uveítis puede conducir al desarrollo de otras enfermedades si no es tratada, incluyendo:

·         Glaucoma (aumento en la presión del ojo);

·         Catarata (opacidad del lente natural del ojo);

·         Neovascularización (crecimiento de nuevos vasos sanguíneos anormales)

·         Daños en la retina, incluyendo desprendimiento de retina, daño al nervio óptico, o en ambos

Estas complicaciones pueden requerir un tratamiento con gotas para los ojos, cirugía convencional o cirugía con láser. Si usted tiene un "ojo rojo" que no se normaliza rápidamente, póngase en contacto con el oftalmólogo.